Si quieres conocer a nuestra amiga y educadora ambiental, puedes acudir a su página web: Entreveredas.es. En ella demuestra lo importante que es integrar la naturaleza en la crianza de nuestros hijos, algo que a veces olvidamos por la vida tan ajetreada que llevamos.

Padres que están en nuestro grupo de peques y besos han tenido la oportunidad de conocerla, de poder hablar con ella, de conocer cómo piensa y cómo plantea la educación de sus hijas, y lo que propone para otros padres que quieren dar un giro hacia una vida más verde en sus familias.

Por eso escuchar sus consejos es algo muy especial.

Tiempo libre de calidad con tus hijos

El primer aspecto importante es este, hay que crear momentos para disfrutar con nuestros hijos estando presentes al cien por cien, y para ello la naturaleza nos proporciona el mejor escenario.

Al aire libre nos olvidamos fácilmente de móviles, de tablets, de películas y de otras plataformas que nos mantienen entretenidos, para centrar nuestra atención en el momento que estamos viviendo con los pequeños, quizás el único rato de la semana sin obligaciones.

Ellos se sienten felices, sintiendo que tienen a sus padres en exclusividad al menos en ese instante.

La costumbre cada vez más frecuente de rellenar las horas de nuestros hijos con cientos de actividades en espacios interiores, como parques de bolas o, como está de moda ahora, colchonetas de saltos, no es sana.

Peques y besos M paz del castillo

Paz del Castillo

Bióloga y fundadora de entreveredas.es

Por el contrario, al caminar despacio saboreando lo que nos ofrece la naturaleza, no sólo disfrutaremos descubriendo nuevos sitios con nuestros hijos sino también les aportaremos un valioso aprendizaje sobre el mundo real, mientras nos relajamos y reducimos las tensiones de la vida diaria.

Por el contrario, al caminar despacio saboreando lo que nos ofrece la naturaleza, no sólo disfrutaremos descubriendo nuevos sitios con nuestros hijos sino también les aportaremos un valioso aprendizaje sobre el mundo real, mientras nos relajamos y reducimos las tensiones de la vida diaria.

Ella transmite la importancia de mostrar la naturaleza que nos rodea a nuestros seres queridos, pero también considera necesario introducir una reflexión sobre cómo nos hemos ido desconectando de los ritmos y procesos naturales, sobre cómo ha ido cambiando la sociedad en los últimos siglos, especialmente para los que vivimos en las ciudades, olvidándonos de nuestra esencia, del contacto con el territorio.

Su gran consejo es: “Vivir experiencias únicas en nuestros entornos naturales les permite a nuestros hijos reconocer su entorno, reducir el estrés y desarrollar habilidades necesarias para el futuro“.

Acerca a tus hijos a tu entorno natural

Muchas veces el día a día no nos da tregua para planificar bien todas las actividades que nos gustaría hacer con nuestros hijos y acabamos rellenando sus huecos con actividades que tenemos cerca y que son sencillas de ejecutar.

Ella nos propone incluir las experiencias en la naturaleza en nuestras rutinas semanales, basta con un simple paseo a pie o en bici buscando los espacios verdes de nuestro pueblo o ciudad, convirtiendo todo esto en un hábito saludable para toda la familia.

Sacrificaremos con ello otras comodidades de ciudad, pero nos alegraremos al final, pensando en la felicidad de nuestros hijos, en su futuro y en su salud, tanto física como mental.

En ese paseo se crearán muchas oportunidades para demostrar a nuestros hijos el valor de la naturaleza que nos rodea, la importancia de mantener limpio el río que nos aporta el agua que bebemos, de evitar los plásticos, de reducir nuestros desperdicios, el importante papel que juegan los insectos, la procedencia de productos como la miel, la leche, la carne que luego compramos en el súper…

Disfrutar en la naturaleza junto a nuestros hijos es el primer paso para que aprendan a conservarla y a cuidar del planeta que les va a sostener.

Su gran consejo es: “Paseando apreciamos o intuimos la presencia de animales que habitan cerca de nosotros, y conocemos de qué sea alimentan, cómo sobreviven, cómo cuidan a sus crías,… Es una oportunidad excelente para enseñar a nuestros hijos el valor que tiene la naturaleza para nuestra superviviencia y el importante papel que tenemos en su conservación”

Educa a tus hijos con libros de naturaleza

Salir a disfrutar de la naturaleza en vivo con tus hijos es bueno para ellos y es bueno para ti, pero también puedes introducir el amor hacia lo natural desde casa, a través de libros y cuentos inspirados en la naturaleza que puedes disfrutar con ellos a todas horas.

Podemos crear un espacio de la librería que incluya guías, cuentos e imágenes inspirados en el mundo natural. Esto les permitirá ir incrementando su curiosidad por la multitud de seres vivos o ambientes que les pueden interesar y con ello, sin darte cuenta, comenzarán a aprender autónomamente sobre los animales, las plantas y otros seres que les gustan y empezarán a sentir interés por los rastros que nos dejan.

No se trata sólo de comprar los libros y dárselos, para justificar nuestra preocupación porque tengan un contacto mayor con la naturaleza. Lo mejor para su desarrollo, sería dedicar tiempo sentándonos con ellos tranquilamente, jugando a recrear los sonidos del bosque, de la laguna, del río,… o imaginando los olores del mar.

Nuestros peques tienen que llegar a apreciar el valor del planeta en el que vivimos, y tienen que ser capaces de saber cuidarlo. Para ello podemos proporcionales oportunidades para que empiecen desde muy jóvenes a ver con esos ojos de curiosidad el mundo de colores, sonidos y olores que les rodea, y a disfrutar de ello.

Su gran consejo es: “El mundo natural encierra multitud de curiosidades y bellas criaturas que pueden sorprenderles y proporcionarles momentos inolvidables”

En su blog puedes ver una lista de recomendaciones de libros. Hay para todas las edades.

La naturaleza es todo beneficio

Son tiempos de digitalización, y más desde la llegada del Covid, ahora todo el mundo vive pegado a una pantalla. Medimos el confort de casa por el número de plataformas a las que estamos conectados, y además buscamos repartidores riders para pedir todo tipo de comida, llenando las calles de cajas de colores donde viaja nuestra comida.

Peques y besos Paz del Castillo

Quizás hemos elegido el camino de la conexión digital, del entretenimiento televisivo, de la súper preparación de nuestros hijos con múltiples extraescolares… pero desde un punto de vista global, debemos saber que el planeta nos está pidiendo a gritos que recuperemos los hábitos saludables con base local.

El entorno cercano nos da muchas oportunidades para nosotros y nuestros hijos o hijas. Nos ofrece momentos para la socialización y para la regeneración de la salud en muchos aspectos.

Es el momento ideal para integrar estas pautas en la rutina familiar con tus hijos, de recuperar aspectos del pasado que son muy beneficiosos para nuestros hijos, su aprendizaje y su salud. Aprovecha la tendencia actual de volver al campo, busca esas empresas, asociaciones o sitios donde organizan salidas, viajes o rutas a pie o en bicicleta si no lo quieres hacer por tu cuenta.

Su gran consejo es: “En estos momentos de cambio global, es imprescindible desconectar electrónicamente un rato al día, parar de emitir gases a la atmósfera y volver a reconectar con la naturaleza: apreciar la sombra de nuestros árboles, el aire puro, las flores de nuestros jardines, el sonido del agua y la belleza de nuestras aves.…”