Continuando con el artículo anterior, atenderemos, en esta ocasión, a los derechos que se les reconocen a los nuevos padres por el hecho de serlos, tanto a nivel prestacional, como de descanso, incluso algunas ayudas que pueden resultar interesantes en esos momentos tan estresantes para la economía doméstica.

Veamos todos aquellos trámites que están a nuestra disposición.

Pilar foto

Pilar

Abogada y madre de dos hijos

Las Administraciones Públicas también consideran a los nuevos padres y madres beneficiarios de determinados derechos que conviene que conozcamos.

Permisos de maternidad y paternidad

1. Permiso por maternidad.

Después de registrar al bebé, el paso siguiente es ponerse en contacto con el médico de cabecera para solicita la baja por maternidad, que tendrá la fecha del día siguiente al parto. A continuación, habrá que comunicar a la empresa donde trabaja la madre el día que el médico ha certificado que se inicia la baja, presentando en la empresa el propio documento de la baja, y solicitando a la misma el Certificado de empresa que deberán preparar.

Para poder solicitar la baja maternal, partimos de la base de que la madre ha de estar trabajando o cobrando el paro. Si la madre es menor de 21 años no se exige periodo de cotización; si tiene entre 21 y 26, se debe de haber cotizado 90 días en los siete años previos a la fecha de parto o bien 180 días a lo largo de su vida laboral. Las madres mayores de 26 años deben haber cotizado un mínimo de 180 días en los siete años anteriores a la fecha de parto o 360 días a lo largo de toda su vida laboral.

Si la madre no trabaja, está apuntada al paro, se encuentre o no cobrando el subsidio, debe ponerse en contacto con a las oficinas del servicio público de empleo e informar de su baja maternal. Para el caso en el que la madre no cumpla con el requisito de cotización mínima, es el padre quien puede percibir esta prestación durante la totalidad del permiso de descanso, a excepción de las 6 primeras semanas, que son las que obligatoriamente corresponden a la madre para su recuperación física.

Por otro lado, para el caso en el que fallezca la madre en el parto, el padre puede tomarse la totalidad de la baja maternal. Si es el bebé el que fallece en el momento del nacimiento, la madre puede tomar las 16 semanas, salvo que ella misma decida incorporarse antes al trabajo.

¿Cuánto tiempo tengo para solicitar la prestación por maternidad?

El plazo para solicitar la prestación por maternidad se inicia a partir del día siguiente al comienzo del permiso de baja maternal y prescribe a los cinco años.

¿Cuánto tiempo dura la baja maternal?

El tiempo establecido de baja maternal con la actual normativa vigente es de 16 semanas, que se pueden ampliar en dos por cada hijo en caso de parto múltiple, por lo que, serán 18 si se tienen dos hijos o 20 si son trillizos.

De ese cómputo total, las 6 primeras semanas son obligatorias e ininterrumpidas para que la madre se recupere físicamente. Las otras 10 semanas, se pueden disfrutar antes o después del nacimiento y también se pueden disfrutar a tiempo parcial hasta convertirlas en 20. Es decir, trabajando la mitad de la jornada laboral, siempre que exista acuerdo con la empresa. Además, esas diez semanas las puede disfrutar el padre o la madre si ambos trabajan, o de manera conjunta, es decir, 5 semanas cada uno.

Por otra parte, para el caso de que el bebé sea prematuro o si precisa hospitalización prolongada, la baja por maternidad se puede ampliar hasta 13 semanas más (con un máximo de 29 semanas) siempre y cuando el bebé siga hospitalizado. Si se da esta circunstancia, la madre ha de saber que puede disfrutar de las primeras 6 semanas de baja y dejar las otras diez para cuando el pequeño salga del hospital, teniendo derecho mientras tanto a un permiso de dos horas diarias.

¿Dónde se tramita la prestación?

Tanto si acude la propia madre, como si va alguien en su nombre (presentando el correspondiente documento que acredite la representación), para solicitar la prestación por maternidad se deberá acudir a uno de los centros de atención e información del Instituto Nacional de la Seguridad Social (CAISS) o realizar la solicitud por internet con el Certificado Digital desde el Portal Tu Seguridad Social.

 ¿Qué documentos necesito?

  • Fotocopia del DNI
  • El documento de baja laboral que nos entregue el médico de cabecera.
  • Las tres últimas nóminas de la madre.
  • Libro de Familia donde aparece el bebé o bien el certificado literal de nacimiento.
  • La última declaración de Hacienda.
  • El número de cuenta donde queremos que se haga el ingreso.
  • Formulario de solicitud.

2. Permiso por paternidad.

Gracias a las últimas modificaciones en la normativa que nos ocupa, los padres españoles tienen derecho a un nuevo permiso por paternidad de 16 semanas. Corresponden a los progenitores de los bebés nacidos a partir de 1 de enero de 2021 (y se amplían en 4 semanas al permiso anteriormente establecido). Todo ello, gracias al  Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo.

Las 6 primeras semanas han de tomarse de manera inmediata al parto, y las restantes cuando se crea conveniente dentro de los doce meses siguientes. El requisito que la ley establece para poder obtener este permiso es haber cotizado como mínimo 180 días dentro de los siete años anteriores a la fecha de la baja o al menos 360 días a lo largo de la vida laboral.

El padre podrá disfrutar el permiso en régimen de jornada completa o parcial de un mínimo del 50%, previo acuerdo con el empresario y es compatible e independiente del disfrute compartido de los períodos de descanso por maternidad. El padre ha de avisar a su empresa para que ésta prepare un certificado de baja, donde tiene que figurar el sueldo del último mes para que la Seguridad Social pueda establecer los baremos de pago.

Al igual que en el caso anterior, el documento aportado por la empresa (Certificado), hay que llevarlo a las oficinas de la Seguridad Social, con el original y fotocopia del DNI, original y fotocopia del Libro de Familia o certificado literal de nacimiento, además de un recibo en el que figure el número de cuenta donde se desea que ingresen el dinero.

La legislación española reconoce a las madres el derecho a transferir al padre del bebé las diez últimas semanas de su baja por maternidad. Aunque sólo eligen esta una opción un bajo porcentaje de las parejas.

Ayudas tras el parto

3. Deducción por maternidad ante la Agencia Tributaria.

Según dispone la propia Agencia Tributaria, “El abono anticipado de la deducción por maternidad podrá ser solicitado por las mujeres con hijos menores de 3 años, que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la que estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad, pudiendo minorar la cuota diferencial del IRPF hasta en 1.200 € anuales por cada hijo menor de 3 años.

Es decir, las madres trabajadoras con hijos de hasta 3 años pueden cobrar una paga mensual de 100 euros o deducirse 1.200 euros del IRPF. Para ello tendrán que haber cotizado al menos 15 días en el mes en el que se solicita la prestación.

Para solicitar estos 100 euros mensuales hay que rellenar el modelo 140, que puede obtenerse en las delegaciones de la Agencia Tributaria, en los registros civiles y en algunos otros organismos públicos.

Si se solicita por teléfono habrá que comunicar el DNI, el importe consignado en la casilla 681 de la declaración del IRPF, la fecha de nacimiento del bebé, el número de afiliación de la Seguridad Social, y el número de cuenta corriente en el que quiere que le sea abonado el importe mensual.

Para cualquier duda sobre este trámite, acudir al enlace de la Agencia Tributaria,  Deducción por maternidad (Agencia Tributaria).

4. La nueva deducción anticipada que afecta a la guardería.

Se añade a la citada deducción por maternidad. Ahora puede aplicarse también otra nueva deducción de gastos de guardería de hasta 1.000 euros (en mensualidades de 100 euros) hasta el curso escolar en el que el pequeño cumple tres años.

5. Otras ayudas.

En cuanto a las ayudas estatales, existen descuentos y reducciones en la base imposible cuando la unidad familiar es monoparental. La cuantía depende del número de hijos y de si alguno tiene una discapacidad.

Así también, las Comunidades Autónomas y algunos ayuntamientos establecen ayudas específicas en su ámbito tras el nacimiento de un hijo, por lo que resulta conveniente consultar las que puedan existir en la localidad.

Algunos enlaces que pueden resultar muy útiles son: