A partir del 25 de junio de 2021, se incorporan en nuestro ordenamiento jur铆dico los compromisos internacionales asumidos por Espa帽a, yendo un paso m谩s all谩 con un car谩cter integral en las materias relativas a la violencia o abuso sobre los ni帽os, ni帽as o adolescentes.

Veamos en qu茅 ha cambiado la legislaci贸n, c贸mo nos afecta, y en qu茅 podemos seguir contribuyendo.

Exigencia europea de nueva legislaci贸n

La Directiva 2011/93/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de diciembre de 2011 , relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotaci贸n sexual de los menores y la pornograf铆a infantil y por la que se sustituye la Decisi贸n marco 2004/68/JAI del Consejo, exig铆a desde hace tiempo ya una legislaci贸n m谩s completa y severa en los estados miembros, al objeto de perseguir las graves violaciones de los derechos fundamentales y, en particular, de los derechos del ni帽o a la protecci贸n y los cuidados necesarios para su bienestar, tal como establecen la Convenci贸n de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Ni帽o de 1989 y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Uni贸n Europea.

De este modo, ha dado cumplimiento Espa帽a mediante la aprobaci贸n de la Ley Org谩nica 8/2021, de 4 de junio, de protecci贸n integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia (publicada en el Bolet铆n Oficial del Estado n煤mero 134 de 5 de junio de 2021), que incide en la prevenci贸n, la socializaci贸n y la educaci贸n y establece medidas de detecci贸n precoz, asistencia, reintegraci贸n de derechos vulnerados de la v铆ctima.

Tal y como dispone de forma expresa el Pre谩mbulo de la Ley Org谩nica, 鈥la aprobaci贸n de una ley integral sobre la violencia contra los ni帽os, ni帽as y adolescentes no solo responde a la necesidad de introducir en nuestro ordenamiento jur铆dico los compromisos internacionales asumidos por Espa帽a en la protecci贸n integral de las personas menores de edad, sino a la relevancia de una materia que conecta de forma directa con el sano desarrollo de nuestra sociedad.鈥

La violencia sobre los menores de edad es una realidad indiscutible que, en muchas ocasiones, al producirse en la intimidad de los 谩mbitos familiar y escolar (mayormente), puede pasar desapercibida o incluso llegar a detectarse ya muy tarde, cuando la prevenci贸n pierde su raz贸n de ser. Adem谩s, es necesario darle una visi贸n amplia en su regulaci贸n para abarcar todos los condicionamientos sociol贸gicos, educativos, culturales, sanitarios, econ贸micos, jur铆dicos, etc.

Tampoco hay que olvidar los casos de ni帽os, ni帽as y adolescentes con discapacidad, colectivos especialmente vulnerables a la violencia, y con id茅nticos derechos.

Ley Org谩nica 8/2021, de 4 de junio

驴Qu茅 regula exactamente?

La ley tiene por objeto garantizar los derechos fundamentales de los ni帽os, ni帽as y adolescentes en su integridad f铆sica, ps铆quica, psicol贸gica y moral frente a cualquier forma de violencia, asegurando el libre desarrollo de su personalidad y estableciendo medidas de protecci贸n integral, que incluyan la sensibilizaci贸n, la prevenci贸n, la detecci贸n precoz, la protecci贸n y la reparaci贸n del da帽o en todos los 谩mbitos en los que se desarrolla su vida. (art铆culo 1).

驴A qui茅n va dirigida?

Se aplica a todas las personas menores de edad que se encuentren en Espa帽a, independientemente del pa铆s de donde provengan, y de la situaci贸n de su residencia. Tambi茅n ampara a los menores de edad de nacionalidad espa帽ola que se encuentren en pa铆ses extranjeros. En este 煤ltimo caso, ser谩n las Embajadas y Oficinas consulares de Espa帽a instaladas en esos pa铆ses, las encargadas de velar por la protecci贸n de estos menores de edad.

驴Qu茅 se pretende conseguir?

Principalmente:

1.- Garantizar la implementaci贸n de medidas de sensibilizaci贸n para el rechazo y eliminaci贸n de todo tipo de violencia sobre la infancia y la adolescencia.

2.- Establecer medidas de prevenci贸n efectivas como la informaci贸n adecuada a los ni帽os, ni帽as y adolescentes, el acompa帽amiento de las familias, y el refuerzo de la participaci贸n de las personas menores de edad.

3.- Impulsar la detecci贸n precoz de la violencia mediante la formaci贸n a los profesionales que tienen contacto habitual con los menores.

4.- Reforzar los conocimientos y habilidades de los ni帽os, ni帽as y adolescentes para que puedan reconocer la violencia y reaccionar.

5.- Reforzar el ejercicio del derecho de los ni帽os, ni帽as y adolescentes a ser o铆dos y escuchados.

6.- Fortalecer la tutela judicial efectiva de las v铆ctimas de violencia.

7.- Fortalecer la tutela administrativa de las v铆ctimas de violencia.

8.- Garantizar la reparaci贸n y restauraci贸n de los derechos de las v铆ctimas menores de edad.

9.- Garantizar la especial atenci贸n a los ni帽os, ni帽as y adolescentes que se encuentren en situaci贸n de especial vulnerabilidad.

10.- Garantizar la erradicaci贸n y la protecci贸n frente a cualquier tipo de discriminaci贸n y la superaci贸n de los estereotipos de car谩cter sexista, racista, homof贸bico, bif贸bico, transf贸bico, o por razones est茅ticas, de discapacidad, de enfermedad, de aporofobia o exclusi贸n social o por cualquier otra circunstancia o condici贸n personal, familiar, social o cultural.

11.- Garantizar una actuaci贸n coordinada y colaboraci贸n constante entre las distintas administraciones y profesionales.

12.- Abordar y erradicar las causas estructurales que provocan la violencia.

13.- Establecer los protocolos, mecanismos y medidas para la creaci贸n de entornos seguros.

14.- Proteger la imagen del menor desde su nacimiento hasta despu茅s de su fallecimiento.

驴Qu茅 Derechos reconoce la Ley Org谩nica expresamente?

Derecho a la informaci贸n y al asesoramiento. Las administraciones p煤blicas se encuentran obligadas a proporcionar a los menores v铆ctimas de violencia toda la informaci贸n sobre las medidas contempladas en la Ley que les sean aplicables, as铆 como el asesoramiento sobre los mecanismos o canales de informaci贸n y denuncia que existan. Dicha informaci贸n ser谩 facilitada por la Oficina de Asistencia a las V铆ctimas correspondiente.

Se facilita la direcci贸n web para la b煤squeda de estas oficinas

Buscador de Oficinas de Asistencia a las V铆ctimas

Seg煤n la propia ley, la informaci贸n y el asesoramiento 鈥渄eber谩 proporcionarse en un lenguaje claro y comprensible, en un idioma que puedan entender y mediante formatos accesibles en t茅rminos sensoriales y cognitivos y adaptados a las circunstancias personales de sus destinatarios, garantiz谩ndose su acceso universal. Cuando se trate de territorios con lenguas cooficiales el ni帽o, ni帽a o adolescente podr谩 recibir dicha informaci贸n en la lengua cooficial que elija.鈥 (art铆culo 10 apartado 3).

Derecho de las v铆ctimas a ser escuchadas. Este derecho pretende garantizar la accesibilidad universal y sin l铆mite de edad a las v铆ctimas en todos los procedimientos administrativos, judiciales o del 谩mbito que corresponda.

Derecho a la atenci贸n integral. Es decir, incluir谩 las medidas de protecci贸n y apoyo necesarias, de acogida y de recuperaci贸n a las v铆ctimas de la violencia. El objeto final es dar respuesta inmediata y cobertura para ese apoyo y asesoramiento, desde la atenci贸n terap茅utica, hasta la inserci贸n laboral y asesoramiento en los procedimientos judiciales.

Derecho a la propia defensa de derechos e intereses en los procedimientos judiciales. Se llevar谩n a cabo a trav茅s de sus representantes legales, tal y como establece el propio C贸digo Civil. Tambi茅n a trav茅s del defensor judicial designado por el Juzgado o Tribunal, de oficio o a instancia del Ministerio Fiscal.

Derecho a la asistencia jur铆dica gratuita. Ser谩n los Colegios de Abogados quienes deban adoptar las medidas necesarias para designar al letrado o letrada que represente al menor en los distintos procedimientos judiciales, sin que deba suponer ning煤n tipo de coste para el menor.

Pilar foto

Pilar

Abogada y madre de dos hijos

Nuestra obligaci贸n como padres y madres es fomentar la Parentalidad positiva para que nuestros hijos crezcan en un entorno afectivo y sin violencia.

Conceptos clave de la Ley Org谩nica

Interesa hacer especial menci贸n a algunos conceptos de define la Ley Org谩nica para dejar claro qu茅 debemos entender.

VIOLENCIA: Toda acci贸n, omisi贸n o trato negligente que priva a las personas menores de edad de sus derechos y bienestar, que amenaza o interfiere su ordenado desarrollo f铆sico, ps铆quico o social, con independencia de su forma y medio de comisi贸n, incluida la realizada a trav茅s de las tecnolog铆a de la informaci贸n y la comunicaci贸n, especialmente la violencia digital.

En cualquier caso, se entender谩 por violencia el maltrato f铆sico, psicol贸gico o emocional, los castigos f铆sicos,humillantes o denigrantes, el descuido o trato negligente, las amenazas, injurias y calumnias, la explotaci贸n, incluyendo la violencia sexual, la corrupci贸n, la pornograf铆a infantil, la prostituci贸n, el acoso escolar, el acoso sexual, el ciberacoso, la violencia de g茅nero, la mutilaci贸n genital, la trata de seres humanos con cualquier fin, el matrimonio forzado, el matrimonio infantil, el acceso no solicitado a pornograf铆a, la extorsi贸n sexual, la difusi贸n p煤blica de datos privados as铆 como la presencia de cualquier comportamiento violento en su 谩mbito familiar.

BUEN TRATO: 鈥渁quel que, respetando los derechos fundamentales de los ni帽os, ni帽as y adolescentes, promueve activamente los principios de respeto mutuo, dignidad del ser humano, convivencia democr谩tica, soluci贸n pac铆fica de conflictos, derecho a igual protecci贸n de la ley, igualdad de oportunidades y prohibici贸n de discriminaci贸n de los ni帽os, ni帽as y adolescentes.鈥

ENTORNO SEGURO: 鈥渁quel que respete los derechos de la infancia y promueva un ambiente protector f铆sico, psicol贸gico y social, incluido el entorno digital.鈥

PARENTALIDAD POSITIVA: 鈥渆l comportamiento de los progenitores, o de quienes ejerzan funciones de tutela, guarda o acogimiento, fundamentado en el inter茅s superior del ni帽o, ni帽a o adolescente y orientado a que la persona menor de edad crezca en un entorno afectivo y sin violencia que incluya el derecho a expresar su opini贸n, a participar y ser tomado en cuenta en todos los asuntos que le afecten, la educaci贸n en derechos y obligaciones, favorezca el desarrollo de sus capacidades, ofrezca reconocimiento y orientaci贸n, y permita su pleno desarrollo en todos los 贸rdenes.

En ning煤n caso las actuaciones para promover la parentalidad positiva deben ser utilizadas con otros objetivos en caso de conflicto entre progenitores, separaciones o divorcios, ni para la imposici贸n de la custodia compartida no acordada. Tampoco debe ser relacionada con situaciones sin aval cient铆fico con el s铆ndrome de alienaci贸n parental.鈥

Este 煤ltimo p谩rrafo, claro y directo, no deja lugar a dudas en la exigencia a los padres y madres en proceso de separaci贸n o divorcio de no utilizar a los menores de edad como 鈥渕oneda de cambio鈥, ni situarlos en primera fila en pleno conflicto鈥.pero este asunto es un tema para otro art铆culo…